Publicidad

Con una excelente interpretación de Emmanuelle Devos, nominada a un Premio César.


Un nuevo filme con claros tintes feministas ha llegado a nuestras pantallas de la mano de la veterana directora francesa Tonie Marshall: 'La Número Uno'.

Tras mucho esfuerzo y trabajo, la sobradamente preparada Emmanuelle Blachey (Emmanuelle Devos) ha logrado formar parte del comité ejecutivo de su empresa, un gigante francés de la energía. Un buen día, un influyente grupo de mujeres le propone conquistar la dirección de una importante empresa que cotiza en bolsa, convirtiéndola en la primera mujer en ocupar un puesto de tal importancia.

Emmanuel acepta, pero no le va a ser fácil llegar a su objetivo: en las altas esferas de la compañía, controlada por hombres, dos de ellos desean el cargo y utilizarán todo tipo de tretas profesionales -y personales-, para que ella no consiga el puesto.

Saber realmente qué sucede dentro del organigrama que forma la estructura de una gran multinacional y las guerras internas que se viven cuando un determinado puesto de trabajo queda vacante, entre otras muchas cuestiones, nos queda lejos a los mortales de a pie. Sin embargo, todos hemos vivido situaciones aunque sea a pequeña escala y nos podemos hacer la idea de cómo algunos corderos se convierten en lobos.

“El ser humano es el único animal que se depreda a sí mismo”. Por el poder, se pierden los principios, se vende al mismísimo padre, e incluso se puede llegar a matar.

De una forma sutil, elegante y magníficamente narrada, Marshall traza un thriller desde las entrañas de una gran empresa para hacernos comprender -a la vez que disfrutar- de cómo surgen esas contiendas y rivales que no solo se devoran entre ellos, sino que lo intentan con todo lo que tienen alrededor. Ser el número uno, o en este caso la número uno, tiene un coste. ¿Quien está dispuesto a pagarlo?

El verdadero feminismo regresa a la gran pantalla, y lo hace planteado con inteligencia. ¿Qué sucede cuando una mujer bien preparada, con un buen expediente y más válida que otros que aspiran a un puesto, decide presentarse? ¿Se le mide con el mismo rasero? ¿Qué dicen sus compañeros masculinos al respecto? ¿Hasta cuándo la igualdad de género va a seguir siendo un concepto y no una realidad?

La cara, voz y temple de Emmanuelle Devos encarna al personaje que representa el saber hacer y estar de esas mujeres que se tienen que abrir camino con sus credenciales, mientras otros lo hacen con malas artes. Una magnífica interpretación con la que el espectador conecta desde el primer momento, no solo por las situaciones que tiene que defender en su puesto de trabajo, sino también en su vida familiar.

Una obra cuyo visionado es recomendable, aunque abre demasiadas puertas y cierra muy pocas. La película deja un cierto poso de tristeza porque nos expone una realidad que todos reconocemos como cierta.

  • Mi nota es: 7 / 10
  • YA EN CINES.
  • REPARTO: Emmanuelle Devos, Suzanne Clément, Richard Berry, Sami Frey, Benjamin Biolay, Francine Bergé, Anne Azoulay, Bernard Verley Y John Lynch.
  • PRODUCTORA: Tabou-Tabac Films/ France 3 Cinéma/ Versus Production/ CN7 Productions/ Noodles Production/ VOO/ BE TV/ StudioCanal/ CN7 Productions/ TV5 Monde/ Confimage 28
  • GUION: Tonie Marshall, Raphaëlle Bacqué y Marion Doussot
  • DISTRIBUIDORA en ESPAÑA: Wanda Visión.

 


Comentarios (0)

Escribir comentario

Publicidad
Publicidad

Más contenido exclusivo en Facebook: ¡Únete!

Últimos comentarios